El Clima en

HOY

MAÑANA

PASADO

Salud Pública desaconseja el uso de pirotecnia en las Fiestas

Con el propósito de transitar Nochebuena, Navidad y Año Nuevo en paz y sin accidentes, las autoridades sanitarias recomiendan que los niños no utilicen ni sean expuestos a elementos pirotécnicos, que pueden causar daños irreversibles.

Salud Pública desaconseja el uso de pirotecnia en las Fiestas

La utilización de artefactos de pirotecnia representa un riesgo para la salud debido a que su manipulación errónea puede ocasionar graves lesiones físicas, tales como quemaduras, problemas auditivos y daños oculares irreversibles, que pueden discapacitar a la persona de por vida. Las partes del cuerpo que suelen resultar más afectadas por accidentes por pirotecnia son las manos, los ojos, la cabeza y el rostro.

Por este motivo, el Ministerio de Salud Pública recomienda que los adultos prohíban terminantemente el uso de pirotecnia en niños pequeños o en edad escolar; y que se tomen los recaudos necesarios para que éstos no estén expuestos a elementos pirotécnicos.

Cabe destacar que de acuerdo al registro del hospital Público Materno Infantil, el mayor porcentaje de heridos graves por esta causa se genera en chicos de 5 a 14 años de edad; constituyendo la primera causa de ingresos a la guardia pediátrica de ese nosocomio, durante las noches de Navidad y Año Nuevo.

En este sentido, Susana Balcarce, responsable de la Unidad de Gestión Clínica Pediátrica, indicó que es fundamental la responsabilidad de los mayores y que cada familia tome conciencia de los riesgos, para prevenir los accidentes vinculados a la pirotecnia. A su vez, recomendó tener especial cuidado al destapar botellas de bebidas espumantes, ya que los denominados "corchazos" pueden ocasionar daños en el rostro, principalmente en los ojos.

Para quienes incursionen en el uso de pirotecnia, deberán hacerlo teniendo en cuenta los siguientes cuidados:

Por un lado, si cae fuego sobre la ropa, se lo debe sofocar envolviendo al afectado con una manta o haciéndolo rodar sobre el suelo. La víctima no debe caminar y menos aún correr. Por otra parte, si se produce una quemadura más leve, se recomienda lavar la zona lesionada con agua fría para calmar el dolor y frenar la acción calórica, así como cubrir la zona con paños limpios, toallas o sábanas. No deben colocarse cremas, pomadas ni ungüentos caseros.

En caso de que se produzcan incidentes con compromiso ocular, se acudirá al servicio de salud más próximo al domicilio, sin tocar los ojos ni aplicar líquidos o cremas.

Personas con Autismo y con problemas de salud mental

Las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) o con problemas de salud mental son muy sensibles a los estímulos externos: sonidos, imágenes, olores, entre otros; y por lo tanto la pirotecnia los afecta directamente.

Por el ruido o por las luces, los fuegos artificiales tienden a desorganizar a estas personas en exceso, generándoles un alto nivel de estrés y ansiedad.

La familia de este tipo de pacientes deberá evitar el uso de artefactos pirotécnicos, pues se corre el riesgo de que se produzcan crisis de llantos, gritos, autolesiones o comportamientos violentos.


COMENTARIOS